Mi colegio en 100 palabras, 2017

Mi colegio

Nicolás Avilés Ferrada, 4° año medio

Portón de hierro, porción de tierra, porción de tiempo. Sueños, esperanza y futuro; huésped de ideales; umbral del futuro; forja de crisálidas y primaveras. Brote de sonrisas y refugio de los incomprendidos; ballet de las alas rotas y tango de uno; vuelo al alba creciente; otoño en una brisa cálida; mayo siembra, diciembre cosecha; esculpida por dedicados artesanos y versados eruditos, una sinfonía con fin de un solo progreso;  altruismo como lema, y superación por meta. Al fin y al cabo, un concepto inefable: Colegio Einstein de Concepción.

Mi gran esperanza

Florencia Aspeny Lucero, 2° año A

Era un día bastante agradable cuando, por primera vez, entré al lugar que cambiaría mi vida.  Fue mi primera sala el sitio escogido por mis padres para hablar sobre el gran cambio que venía para mí. El cambio del que mis padres hablaban,  en aquel entonces, está  ocurriendo, y se concreta con el apoyo de aquellas maravillosas personas que han ido dejando en mí nuevos aprendizajes, principalmente los amigos y amigas que he encontrado, algunos profesores y paradocentes con quienes he descubierto tener afinidad;  cada uno de ellos está ayudando a lograr poco a poco  el esperado y anunciado cambio.